Mi nombre no es XX

Este el nombre de la campaña de comunicación social que iniciará en el mes de junio en Guatemala, inicialmente en la ciudad capital y posteriormente en el área rural. Esta campaña tiene como objetivo principal invitar a familiares de personas desaparecidas durante el conflicto armado a aportar su muestra de ADN, con el fin de poder compararlas con muestras de restos óseos enterrados en cementerios como XX y en fosas clandestinas.

01

Al mencionar XX en Guatemala nos referimos a las personas no identificadas fallecidas sin documento personales, sin que alguien pueda identificarlo siendo enterrados sin nombre determinado.

Sin nombre es la denominación ampliamente usada para referirse a alguien indeterminado, es decir, sin una identidad específica, ya sea porque se desconoce el nombre real de la persona o para ser usado en un caso hipotético.

Las iniciales "N.N." son usadas comúnmente con la misma finalidad y provienen de la expresión latina nomen nescio (literalmente "desconozco el nombre"). En español suele interpretarse como Ningún Nombre y en inglés como No Name. En Estados Unidos los cadáveres de los pacientes de las salas de urgencias, cuya identidad se desconoce, son conocidos como John Doe, en el caso de las mujeres se utiliza el nombre de Jane Doe y el nombre que se emplea para un niño o bebé que se encuentra en el mismo caso es Baby Doe.

Es por ello que la campaña se enfoca en lograr informar para que los familiares tomen la decisión de dar sus muestras de ADN, para la identificación de los desaparecidos, devolverles el nombre y no ser más un XX.

El título “Mi Nombre no es XX”, personaliza a la víctima en un aspecto de protesta y reclamo para que se le identifique y se le devuelva su dignidad. Como XX este individuo, familiar de alguien, yace sin una historia, sin lápida y lugar donde pueda ser visto o recordado materialmente. Por derecho tuvo un nombre, una vida y un lugar en la sociedad.

Sus familiares claman por encontrarlos y darles ese lugar que les corresponde, lugar que llenaría un vacío y completaría un capítulo más dentro de la historia familiar.

Esta campaña es planificada y desarrollada por la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, organización que trabajando por la dignificación de las víctimas estableció un laboratorio de ADN con apoyo los pueblos de los Países Bajos y de Estados Unidos de América, y ahora implementa esta campaña de comunicación social con el fin de obtener muestras biológicas de familiares de víctimas para complementar el trabajo de investigación de personas no identificadas, que incluye la exhumación de restos óseos enterrados en cementerios como La Verbena, el cual esta localizado en la zona 7 de la ciudad capital, en donde se presume están enterrados como XX al menos 889 de los desaparecidos, hipótesis establecida tras la investigación realizada en este centro que indica que entre los años 1960 y 1996 a causa de la violencia política en el país se incrementó el número de XX que fueron recibidos y enterrados.

02

La FAFG realiza investigaciones de personas desaparecidas y masacradas durante el conflicto armado interno, ha trabajado hasta mayo 2009, 1101 casos de investigación antropológico forense e implementando su experiencia ahora en investigación en centros urbanos, como muestra de esto la publicación en los próximos días de “Propuestas de investigación del destino final de víctimas de desaparición forzada en Guatemala”.

La campaña de comunicación social es una pieza necesaria en el proceso de investigación de búsqueda de desaparecidos debido a que propicia el contacto directo con los familiares de las víctimas, la obtención de muestras de ADN por medio de frote bucal, su relación con muestras óseas de personas no identificadas, permitiendo la posible identificación de las mismas así propiciando el resolver la incógnita de los familiares de conocer donde está su ser querido, poder darles entierro digno o tener la certeza de su localización y descansar de una búsqueda de décadas.
El desarrollo de esta campaña requirió de meses de trabajo, planificación, búsqueda de fondos, realización y validación de materiales, esfuerzo de varias personas de la institución entre ellos Silke Gatermann y Jorge Molina, este último quien trabaja de lleno en la misma.

La obtención de fondos de la campaña dio lugar a la fusión de dos proyectos y la espera de otros aportes para complementarla al 100%, actualmente los que se están ejecutando fueron financiados uno por la Embajada de Suiza con un aporte de Q242,000.00 con el nombre “Fase inicial de la Campaña de divulgación del Proyecto de Búsqueda de Desaparecidos en el Cementerio la Verbena” el cual se firmó el 04 de noviembre del 2008, el 2do. con la Delegación de la Comisión Europea por un año titulado “Proyecto de Comunicación Social para la toma de muestras de ADN de familiares de desaparecidos del conflicto armado para la identificación de los desaparecidos” que se firmó el 10 de diciembre y cubre del 15 de enero de 2008 al 14 de enero de 2009 con 100,000 euros del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos.

El proyecto original de la campaña de comunicación social incluye establecer cuatro oficinas regionales en Huehuetenango, Comalapa, Rabinal y Nebaj, en cada una de ellas se encontrará un investigador y una o dos personas que hablen el idioma de la región con el fin de realizar talleres comunitarios, proporcionar información a la mayor cantidad posible de personas, recibir a las personas que estén interesadas en dar una entrevistas y muestra, presentando a la mayor cantidad posible de personas la información contenida en la campaña así como quien es la FAFG ,el proceso de investigación y toma de muestras. Los investigadores tendrán a su cargo la toma de muestra y entrevista aclarando a quienes los proporcionan que los datos obtenidos son totalmente confidenciales.

 

En este momento se esta solicitando a diferentes instancias los fondos necesarios para complementar el plan de la campaña y poder establecer las oficinas regionales, asimismo se recibió de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID la donación de vehículos, mobiliario y computadoras utilizadas en el Programa de Estado de Derecho que ejecutó esta organización y recientemente finalizó. También se esta dando un acercamiento con el Programa Nacional de Resarcimiento para sondear la posibilidad de obtener espacio en sus oficinas de las 4 regiones en las que se planifica tener presencia por medio de la campaña y poder recibir allí a los familiares de desaparecidos.

Cuando se implemente la campaña en el área rural se realizarán otras acciones como contactar e informar a organizaciones de desarrollo comunitario, alcaldías y oficinas gubernamentales, colocar vallas publicitarias en las cabeceras departamentales, anuncios en prensa, radio, afiches y posiblemente contrataciones con compañías de cable.

En espera de complementar todas las acciones planificadas por la campaña, con los fondos ya aprobados se inició la misma en la ciudad capital, con su concepto y estrategia de comunicación se espera que los familiares de desaparecidos se acerquen a proporcionar su muestra, se desconoce el número de muestras a obtener sin embargo se espera que vengan personas de cualquier edad desde niños hasta ancianos cuya muestra de frote bucal pueda ser de utilidad para obtener resultados positivos de identificación.

Las acciones que se han originado de la campaña son:

Realización de un video en conmemoración de las víctimas del conflicto armado, que se envió por correo electrónico y se publicó en el sitio web de la institución.

Material informativo que fue entregado a varias organizaciones convocadas por el Programa Alianzas con la Sociedad Civil (PASOCII).

04

Se realizó un instrumento e investigación sobre opinión, comportamiento social y pensamiento de los familiares afectados en el conflicto armado, para encontrar características comunes que motiven a estas personas a presentar sus muestras de ADN con el objeto de identificar a sus seres queridos. Está información se recabó con la intención de definir pautas y criterios para la elaboración de los mensajes de desarrollo de la campaña.

Se definió el plan de comunicación de la campaña en donde se planteó las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del mismo, así como la definición de los objetivos finales, el brief de la campaña y demás material de referencia para encaminar las acciones que determinan la misma.

En el mes de abril se definieron los conceptos iníciales de la campaña, se empezó con seis diferentes, de los cuales se definió el definitivo:

El avance tecnológico genera confianza
Existe un grupo que admira los avances tecnológicos, el laboratorio de genética forense es uno de esos avances, pero en Guatemala se considera INCREIBLE, popularmente hablando, que esto suceda por eso basarse en ello, es un punto para llamar la atención. El que sea innovador y de ciencia avanzada genera confianza sobre los resultados a obtener y del profesionalismo con el que se tratará la información.

Los desaparecidos viven perdidos y en soledad: Dentro del pensamiento de algunos familiares de desaparecidos existe la idea de que ellos, en forma espectral o espiritual, deambulan desorientados, en busca de paz y justicia para ellos y su familia. Este sentimiento es una de las motivaciones principales de los familiares para continuar con la búsqueda de los restos, para luego darles un entierro digno. Mostrar gráficos de soledad y vacío despertaría el interés del familiar por seguir su búsqueda hasta lograr su objetivo y alivio.

Su nombre no es XX: con el “nombre” se inicia el proceso de dignificación de la víctima y su familia. El principio de la dignidad es el nombre que por derecho a una persona se le otorga.

Defender la imagen de la víctima y los valores que vivió, es parte de la lucha que hasta el momento continúan sus familiares y organizaciones pro derechos humanos.

En este sentido, la FAFG quiere contribuir en encontrar a las víctimas e identificarlas, así como colaborar con el proceso de justicia. Se trata de devolver el nombre y eliminar el impuesto como XX.

No estoy solo, muchos necesitamos alivio: el dolor y trauma en un familiar de alguien desaparecido provoca rencor, soledad, depresión e incluso contrariamente que sientan vergüenza por lo sucedido y de insistir en su lucha. La misma sociedad no reconoce lo que vivieron y sufrieron, razón por la cual algunos prefieren callar y no continuar la búsqueda de sus familiares y la dignificación de los mismos. La mayoría no ha encontrado alivio y justicia, asimismo han perdido la esperanza de encontrarlos. Mostrar imágenes con muchas personas invita a la reflexión y a renovar fuerzas.

03

Encontrarlo me devolvió la paz y tranquilidad: el recuperar a su familiar desaparecido, identificarlo y saber donde está, logra liberar a la víctima y a su familia. El familiar continúa con su vida cerrando un capítulo desagradable y de intranquilidad. Este concepto se basa en resultados obtenidos y sus beneficios, se sabe por entrevistas, que encontrar a las víctimas y esclarecer la verdad (a pesar de ser dolorosa) finalmente da alivio, paz y tranquilidad a los familiares.

08

 

Información educativa sobre ADN y toma de muestras: la mayoría del grupo objetivo desconoce sobre el concepto del ADN y su uso, por lo que es prudente dar información paralela sobre el procedimiento a utilizar y en particular o referente a la tomo de muestras, en este caso será bucal, esto para evitar confusiones con otro tipo de muestras biológicas como sangre. Esto evitará la falta de información y el que se genere una campaña negativa o des-informativa.

Al revisarse el material se seleccionó la opción que se consideró de mayor utilidad para el desarrollo de la campaña, definiendo que la más viable y representativa de lo que se busca obtener con el desarrollo de la misma es: devolver a los XX su nombre y con ello su identidad, dignificación, vinculación con su familia y ámbito social.

Se convocó a una reunión en el mes de mayo para presentar diez conceptos gráficos de Mi nombre no es XX en la que participó personal de la FAFG y algunos familiares de desaparecidos que trabajan en este sentido como Aura Elena Farfán, Blanca Quiroa de Hernández, Sara Poroj y Sergio Hernández, en base a sus aportes se definieron los últimos cambios al material.

El material gráfico que se presentará al público se caracteriza por:

El título “Mi Nombre no es XX”: personaliza a la víctima, metafóricamente se eligió el juego de rompecabezas, puesto que familiares, FAFG, testigos, y los actores mismos de la desaparición poseen piezas y eventos dispersos que dificultan la comprensión de lo que sucedió y la identificación de las víctimas.

Basado en esto se ha considerado utilizar dos temas importantes que tienen relación directa con el grupo objetivo o familiares de las víctimas.
El tema “familia”: se consideró enfatizar el "vacío" o la ausencia de una persona dentro de su familia. Con esto se intenta hacer reaccionar a los familiares de las víctimas apelando a que consideren que su familiar quizá se encuentre dentro del grupo de personas enterradas como "XX".
El tema “miradas”: representa a los desaparecidos y a todas aquellas personas que participaron y participan directa o indirectamente en la vida y búsqueda de esta persona. Indirectamente también son miradas que representan la búsqueda de la justicia.

La forma inclinada en la cual han sido colocadas las piezas de los rompecabezas connota profundidad, dimensión y movimiento, dando la sensación de que las víctimas “existen” pero necesitan ser encontradas e identificadas.

Los colores oscuros de fondo connotan la “soledad y obscuridad ” en las que las víctimas por su muerte pueden encontrarse. Esto basado en creencias religiosas formuladas por algunos familiares de desaparecidos, ejemplo de esto es que mencionan que “Sus alma, refiriéndose a los desaparecidos, debe ser retirada de la oscuridad y entregada al creador para que la misma sea purificada, perdonada y salvada”.

Los colores rojos, aunque llevan el fin de decorar y atraer la atención visual, también connotan la relación sanguínea entre víctima y familiar. El no utilizarlo en gran cantidad o tamaño reduce la relación de violencia vivida en su momento. Se evitó utilizar colores azules y blancos, que connotan PAZ y nacionalismo, puesto que el gobierno de turno los usa frecuentemente, evitando así que éste sea vinculado o relacionado con la campaña.

Para relacionar el mensaje con el ADN se utilizó una hélice de colores que representa científicamente la molécula del ADN.

En lo que respecta a textos, la frase “tu ADN puede identificarme” es personalizar el llamado que la víctima hace a sus familiares para encontrarlo, la misma víctima habla y da la solución y el camino a seguir. El familiar debe interpretar que el ADN es una opción y que debe actuar llamando al número telefónico indicado. No tendrá que pagar por la muestra y la información que otorgue será confidencial.

El texto “Más de 45 mil guatemaltecos fueron desaparecidos durante el conflicto armado interno entre 1960 y 1996” implica en primer término que se trata de generar conciencia sobre la magnitud del daño ocasionado durante el conflicto armado, cuando menos una parte de él y en lo que respecta a desaparecidos. La cantidad y la publicidad rompen el esquema de vergüenza que algunos familiares llegaron a sentir por el acoso y sometimiento sufrido, debido a que muchos fueron difamados y no tuvieron derecho a defensa. El saber que no fueron los únicos afectados debería motivar a romper su silencio y dar su muestra de ADN.

En segundo término se busca como efecto paralelo, que la campaña genere preguntas y motive a la reflexión social positiva, incluso de las nuevas generaciones que no vivieron esos años de dolor y oscuridad, de la población en general, o buena parte de ella, podría llegar a entender las razones por las cuales un gran número de guatemaltecos buscan los restos de sus familiares desaparecidos y la verdad de lo sucedido.
Como refuerzo a la importancia de la campaña se muestran los logotipos de la entidad ejecutora y patrocinadora. El logotipo de la FAFG, el cual es poco conocido pero que obviamente inicia una fase de vinculación y reconocimiento social. El logo de la Unión Europea refuerza el apoyo internacional al tema en mención y genera un mensaje a los familiares de las víctimas de que están siendo apoyados por una organización confiable, y que garantiza el buen uso de la información proporcionada.
La colocación del nombre “La Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas” refuerza que existe adicionalmente a la Unión Europea una organización internacional trabajando por la identificación de las víctimas y por la búsqueda de justicia. A su vez, presenta el mensaje de que estos hechos, no ocurren, ni ocurrieron, solamente en Guatemala, sino también en otros países latinoamericanos.
El material gráfico de la campaña para la ciudad capital está en su fase final, se espera la respuesta de la Superintendencia de Telecomunicaciones SIT a la solicitud planteada para obtener un número telefónico corto para que sea más fácil de recordar por quien vea el material y así puedan comunicarse directamente a la FAFG en donde se les proveerá de la información relativa al tema y se concertará una cita para desarrollar una entrevista.
En los últimos días del mes de junio se verá el material gráfico de la campaña en vayas publicitarias en la ciudad:
7 vallas grandes de 6X15 metros en puntos estratégicos de la ciudad, 2 cerca de la Universidad de San Carlos de Guatemala, una en la zona 6 Calle Martí, una en zona 11 Calzada Roosevelt, una en Mixco en la Calzada San Jua , una carretera al Salvador en el kilómetro 13.5 y la última en el Bulevar San Cristóbal cerca del paso a desnivel.

20 anuncios en parte trasera de camionetas de diferentes rutas urbanas de la ciudad capital, por 2 meses.

Material impreso: trifoliares, volantes, tarjetas en carros y afiches que se repartirán en diferentes puntos de la ciudad.

En los próximos meses se verá información de la campaña en 200 mupis de paradas de camioneta (Depende de la disponibilidad de estos por un acuerdo de la empresa de que los otorga con la Unión Europea en que pueden utilizarlos cuando nadie los contrata).

La investigación de personas no identificadas que realiza la FAFG es una contribución para lograr identificar a algunos de los desaparecidos durante los años del conflicto armado, la renovación de la esperanza de los familiares de víctimas de desaparición forzada, uno de los pasos del proceso de justicia de hechos de esta naturaleza, además que se une a esfuerzos de otras organizaciones que trabajan buscando desaparecidos; por lo mismo esta campaña es el enlace entre este trabajo y los familiares quienes tienen la posibilidad de ver resultados después de años de espera.

Fuente: Silke Gatermann y Jorge Molina, Dirección Ejecutiva FAFG, 2009.

Fundación de Antropología Forense de Guatemala
Av Siemon Cañas 10-64 Zona 2. Tel. 2288-7297, 2288-7302, 2254-0882

1ra. Calle 1-53 Zona 2. Tel. 2232-4843, 2220-3537, 2238-4674

Diseño web Giovanni Peruch giovanni.peruch@fafg.org